martes, 25 de marzo de 2008

El Astrónomo... de Maite Ayala


Es maravilloso leer y ver, cómo de una manera tan natural se elevan ante nosotros esos poemas de Maite… poemas de largo aliento (los más difíciles)...

Leyendo su poema El Astrónomo entendemos esa verdad; esa inmensidad, presentida, imaginada y vista a través de un ejercicio interno, secreto, encerrado dentro de los espacios de un cuarto, como en una especie de sortilegio o conjuro en donde al igual que los antiguos magos, el ojo ve a través del cristal...Pero como la poeta lo prefigura, si vamos aún más internamente, más adentro, llegaremos a su propio corazón, donde el fulgor de Dios se refleja con todo su misterio. Y allí no habrá mapas cósmicos, ni compases o instrumentos de medición... sólo anhelo y vibración: una mirada transida detrás de las ventanas donde se derrama y se esparce la leche sagrada. Entonces, desde allí, en ese papel, en ese círculo, en ese anillo, no sólo se sostendrá el Astrónomo... pues el cosmos también será sostenido en el éxtasis de su asombro...



El ASTRÓNOMO

El astrónomo inicia su búsqueda
hacia lejanías que sus ojos no han visto
dentro del cuarto repleto de objetos
los cuales usa y deshecha todo el tiempo
les digo que el que mayormente le representa
es uno con la circunferencia de vidrio
que le acerca al hechizo de la aparente noche
pero ésta en realidad no es tal
pues el universo fulgura sin cesar
ni descanso, rota preciso
además una y otra vez
ante su mirada se expande
el enigma, el misterio
algo más inmenso e interconectado
que el mundo geográfico
estudiado tantas veces
en los mapas redondos o en forma de folios
desde su curiosidad infantil que jamás
nadie doblegaría, aunque quisiera_ aunque tratara
gracias a la maciza temperancia de carácter
y a la voluntad de trabajo que los demás le atribuían.
A través de la ventana el telescopio
le acercará a más de una estrella
planeta, meteoro, concavidad, materia no luminosa,
agujeros negros y cometas.

Cada noche desde aquí observará la Vía Láctea
y la Constelación de la gran Osa Mayor
tomará papel, pluma, instrumentos de medición, un compás
y hará un punto- un círculo- un anillo
sobre el cual sostenerse.


Maite Ayala
Enero, 02 – 2008


Maite Ayala Brandt

Poetisa Nacida en Caracas. Abogado por la Universidad Santa María con estudios de letras en la Universidad Católica Andrés Bello

Tallerista de expresión literaria en el Celarg 2003/2004. Igualmente participante durante el año 2003 en el Taller sobre la obra de Rafael Cadenas, 2004 en el Taller sobre 6 tragedias Griegas con enfoque Jungiano, Taller por concurso en la Fundación para la Cultura Urbana dictado por Rojas Guardia, así como del taller de poesía Monteávila dictado por la poeta Edda Armas.

Obra publicada

"EL SILENCIO DEL ÁRBOL"
Editorial Diosa Blanca Caracas 2005

Antologías

Voces Nuevas Celarg
Desde el Patio del Limonero, ediciones Pez soluble

No hay comentarios: