domingo, 2 de marzo de 2008

Oh! soledad... Katherine Philips


Katherine Philips (1631-1664). Poeta renacentista nacida en Inglaterra. Obligada a contraer matrimonio a los 16 años, creó una organización de mujeres llamada La sociedad de la amistad, en donde adoptó el seudónimo de Orinda. Dada la imposibilidad de las mujeres a participar en la actividad artística y literaria de la época y para ocultar sus amores verdaderos con uno de los jardineros de la reina, la mayor parte de su poesía representaba los sentires amorosos hacia las mujeres. Allí de manera encubierta, dio rienda suelta al sentir y la necesidad afectiva de la mujer, no sólo en la relación erótica, sino en todo su contexto de vida. Fue acusada injustamente de perturbar el espíritu y de desvíos sexuales por sus relaciones de amistad dentro del círculo de amigas: Mary Awbrey (Rosania), Anne Owen (Lucasia), y Elizabeth Boyle (Celimena).

La canción O! solitude de henry Purcell (Westminster, Inglaterra, 1659-Londres, 1695) está escrita sobre los textos de Katherine Philips. A pesar de estar estigmatizada, Purcell tuvo la valentía de incorporar sus textos en varias canciones. Copiamos el texto original y una traducción libre del mismo.


O! Solitude, my sweetest choice
Places devoted to the night,
Remote from tumult, and from noise,
How you my restless thoughts delight!
O Heavens! what content is mine,
To see those trees which have appear’d
From the nativity of Time,
And which hall ages have rever’d,
To look to-day as fresh and green,
As when their beauties first were seen!


Oh soledad! mi dulce elección
Espacio consagrado a la noche,
Lejos del tumulto, y del ruido,
Cómo te deleitas en mi sentir anhelante
Oh Cielos! lo en mi contenido,
Para mirar los árboles que han resurgido
Desde el nacimiento del Tiempo,
Y el umbral de las edades que se ha estremecido
Para mirar el día, ahora fresco y verde,
Como cuando sus bellezas fueron vistas por primera vez

Se puede escuchar la canción en este link:  http://www.youtube.com/watch?v=L8DkYaAtrZ0

1 comentario:

Margarita Alvarez Villanueva dijo...

Exquisito blog, gracias. Un placer visitarlo.
Saludos,

Margarita Álvarez