lunes, 30 de marzo de 2009

El Adagio Cantabile de Beethoven...


Esta nota se encuentra escrita al margen de uno de los borradores del Adagio Cantabile de la sonata No 8 Op. 13 Patética de Beethoven...

He cruzado las tormentas para llegar hasta aquí…ese es el precio. En este espacio lleno de unción me encuentro conteniendo a mi propio corazón, pues en ese oponerse, en esa lucha por lo que agobia a través del desamparo, hemos llegado indemnes. No nos hemos consumido. Pero es aquí sin embargo en esta llama suave y tenue donde hemos de consumirnos a voluntad…con una voluntad con solo puede mover el amor y mientras nos consumimos hemos de cantar…de orar. La música, sólo la música y me fe obstinada. Eso es lo que tengo. Te ofrezco pues esa fe ahora mansificada en este canto, lejos de la razón, pues lo propio de ella es comenzar donde la razón termina. He aquí pues mi corazón…un secreto pero intenso movimiento se hace sentir para después difuminarse sin traicionar su origen.

1 comentario:

Carmen Cristina Wolf Losada dijo...

Retirarse a los espacios de la música, dejar el pecho al descubierto, inaugurar el canto naciente, la voz en lo más hondo.
Gracias Carmen Cristina