jueves, 20 de noviembre de 2008

El mes de noviembre...


Noviembre es el noveno mes del año según el calendario antiguo romano. Su nombre se deriva entonces del latín november que significa noveno. Mes en donde se concretan los cambios, los pasos de la vida. Durante la vendimia de octubre, en donde dejaban a las mujeres jóvenes salir por primera vez de sus casa, estas conocían a los que serían sus maridos…por ello es llamado también mes del amor y de los matrimonios. La gestación también dura nueve meses. Numéricamente, este número, representa las grandes realizaciones mentales y espirituales, es el número de la iniciación, porque marca el final de una fase de desarrollo espiritual y el comienzo de otra fase superior, simbolizado por el paso de las unidades a las decenas. El número 1 abre la serie de los dígitos simples, el 9 la cierra, siendo extremos opuestos. El 1 representa individualidad y el 9 universalidad, cerrando el ciclo iniciado en el 1. El 9 es un número de poder espiritual, ya que contiene la sabiduría del resto de los números de la serie simple. Sumado a cualquier número, por reducción mística, devuelve siempre el mismo número, por ejemplo, 8 + 9 = 17 = 1 + 7 = 8.

El mes de octubre...

Octavo mes del año de acuerdo al calendario romano y celta, de ahí su nombre que deriva del latín “october” octavo. Mes de la vendimia, de los frutos, especialmente de las uvas y de las olivas. Numéricamente el numero ocho es el único que se puede dividir al igual que sus resultados en partes iguales = dos veces cuatro, dos veces dos, dos veces uno, por lo que simboliza equidad, justicia y equilibrio. Mes de los retornos, era considerado por los antiguos como la puerta por la que la vida entra el mundo…por su relación con el numero ocho, representa el movimiento en espiral de los cielos en su continuo flujo y reflujo, simbolizando la ley de causa y efecto, símbolo matemático del infinito, de regeneración, del paso de lo que es contingente a lo que es eterno.