viernes, 28 de marzo de 2008

ARABESCO... cuento breve de Alejo Urdaneta


Por la ventana del apartamento salían las notas de "Arabesque", de Debussy. Desde la calle, él se quedaba extasiado escuchando el engranaje que parecía cascada que corre sobre alfombras y sube al alféizar del ventanal para prenderse de los árboles. Escuchaba, y su imaginación le presentaba a una bella mujer frente al piano, con vestido blanco y manos como teclas.
Después de muchos días en esa actitud reverente, decidió llegar al apartamento mágico para ofrendar admiración y, quizás, una pasión sin límites.
Ha subido los peldaños, mientras escucha la música, y está ante la puerta, que se abre sin esfuerzo cuando la toca. En la semipenumbra de una sala, un piano y muebles belle époque; y en la pared central, el lienzo de Renoir que representa una lección de piano con dos bellas jóvenes descubriendo el arte de la música.



2 comentarios:

Alejo Urdaneta dijo...

Agradezco el honor que he recibido de Edgar Vidaurre al publicar en su blog este breve cuento dedicado a la música. Los motivos son muchos: Edgar es poeta y es músico, artista que busca abarcar la expresión humana de la belleza y también la realidad tan áspera a veces. Estoy seguro de que veremos salir de este blog muchas creaciones del espíritu que enlacen todas las artes. "Ut pictura poesis". Gracias. Alejo.

La Gata Insomne dijo...

yo vengo en un plan un poco más relajado. cuando leía me terminé imaginando un iPod sobre el piano
reproduciendo el Arabesque.

edgar, vengo también a agradecer el poema que me dedicas, claro que lo leí como si fuera de verdad para mí!!!
me recordó la poesía Galaicoportuguesa, en todo caso la vendimia es la mejor parte
y lo digo con autoridad, aquí mientras escribo, bebo un tinto chileno de seguro una buena vendimia

Salud